La moda de la Selva Negra

27.11.13







El azúcar era la sal. Al gato le decía araña y atendía los requerimientos del abuelo sólo


cuando le llamaba nube. Con él hablaba ese idioma y así se entendían. En una helada,



el anciano tropezó y falleció sin que estuviera previsto. Óscar lloró a boca abierta la gran



pérdida y no había consuelo. Pasó como una pelota de unas manos a otras y acabaron



llevándolo a un orfanato. Allí le quisieron enseñar. Los números, las letras y las



palabras. Como nadie compartía su lengua se parapetó en un silencio inaccesible. Si



respondía era con gestos. En sus paseos al campo se dirigía a los gorriones y comunicaba a



su manera con las martas.



Al centro llegó una niña pelona y desdentada. La sentaron a su lado en la clase. Le



regaló plumas, hojas del otoño y le prestó su colección de caracolas de mar. Óscar las




acercaba a su oído y pasaba horas escuchando el sonido de las olas. El día que ella le



preguntó su nombre él puso su dedo índice encima de un cumulonimbo. La nena sonrió y



después de unos segundos contestó que a ella, aunque pareciera una estrella, podía



llamarla luna.





Texto escrito para la convocatoria de este mes en  ENTC. El tema es 


Inventa una palabra.     

23.11.13

UN MILLON DE FELICIDADES


video
                                                                                                                                                                                                       

13.11.13



Infiltrados

No estaba muy fina, la resaca me tenía sitiada. Me tomé varios zumos de naranja y dos aspirinas. Había puesto la radio por estar acompañada. Pero descubrí unas voces, que provenían de la salita. Parecían muy reales. Arrellanado en el sofá del salón discutía con naturalidad el grupo que había estado oyendo en el programa. Los personajes que entrevistaban empezaron a moverse a su antojo en el comedor, también los nenes de la publicidad de refrescos. Asustada apagué el receptor. Cesó así el tráfico de gente pero a los que habían tomado asiento nunca más pude echarles de casa.

Texto ganador en el Concurso de relatos cortos que organizó el verano pasado Radio Lanzarote-Onda Cero. Publicado en La voz de Lanzarote. El tema giraba en torno a la radio.

6.11.13

HIPÉRBATON






A pesar del olor pestilente que despide la besa en los labios. 


Le atusa el pelo, le iza los brazos que cuelgan como los de 


una marioneta. Prepara el desayuno con rebojos y la leche 


que amenaza con cortarse y lo engulle a toda prisa. Con la 


mochila llena de libros a la espalda, avanza en silencio por


el pasillo para no despertarla, sorteando las botellas vacías 


que navegan sin rumbo en cuanto las roza con los zapatos.  


Antes de salir recoge las buenas notas y les estampa la 


firma de su madre que ya sabe imitar a la perfección.




Me complace presentaros uno de los textos finalistas en el   



programa radiofónico de Wonderland de esta semana. Junto a 



Joaquín Valls, Sara Lew y Yolanda Nava.